articulo12
Hoy quiero hablaros del Glucomanano: un suplemento que supuestamente ayuda a perder peso.
Bien, hace unas semanas compré este suplemento, 180 capsulas a 13,99 €, con unos 575 mg de Glucomanano a base del extracto de la Raíz Konjac. (Aunque lo venden en infinidad de sitios, con infinidad de nombres e incluso en combinación con otros productos).
GlucomananoEmpecé a tomarlo de forma esporádica, haciendo todo tipo de pruebas, en distintos momentos… Tomándolo antes o después de comer, días de “dieta estricta” y “días trampa” buscando ver era realmente saciante e inhibitorio del apetito… Tratando de comprobar hasta que punto es efectivo y cómo funciona.
Y bueno, aunque yo soy glotón no, lo siguiente, notaba esa hinchazón y sensación de estómago durante las comidas, pero claro, es para utilizarlo con cabeza e intentando controlarse, combinar con alimentos más saciantes (mucha proteína, frutas, vegetales, frutos secos, etc.) de modo que realmente sea eficiente. Porque si lo tomamos y después consumimos dulces y/o alimentos en general que provoquen mucha ansiedad, mucho azúcar simple, alimentos refinados, bollería, etc. lo que conseguiremos es hasta cierto punto el efecto contrario. La fibra del glucomanano actuará, pero después el pelotazo de glucemia/insulina es relativamente contundente, lo que puede desencadenar un apetito voraz. Asi que no lo recomiendo previo a un cheat meal. Ahí entrarían quizá otros suplementos que ya analizaremos como el ácido hidroxicítrico (garcinina gambogia) o picolinato de cromo o 5-HTP. (Todo a su debido tiempo).
 
En fin, tras unas semanas probando el Glucomanano, creo que puedo decir que si, funciona. Sin embargo, no hace de ningún modo que se baje de peso. Al menos no en el sentido estricto, puesto que su mecanismo de acción tiene que ver un efecto inhibidor o regulador del apetito, al aumentar  el nivel de saciedad durante las comidas. Es decir, puede resultar un coadyuvante de interés para bajar de peso, pero no hace que se baje de peso de forma directa por el simple hecho de tomarlo.
Pero antes de ahondar más en qué beneficios puede tener, cómo lo tomé, como se debe tomar, etc., hay que explicar algunas cosas para entender cómo funciona y cuando puede tener interés su uso.
Además, recordaros la existencia en el blog de esta entrada especialmente dedicada a los suplementos, que se ve complementada por otros artículos como este, que serán específicos sobre ciertos suplementos de nueva aparición o que generen más controversia.

¿Qué es el Glucomanano y cómo funciona?

extraccion-glucomananoEs una fibra muy soluble, de origen natural, a partir del extracto de la raíz de la planta Konjac. Tiene una excepcional capacidad de absorber el agua y una consistencia especialmente viscosa.
Ambas características son notablemente superiores a cualquier otra fibra soluble conocida, de ahí su interés como suplemento para perder peso (o mejor dicho, para controlar y/o suprimir el apetito por un simple aumento de la saciedad).
Por lo tanto, al atraer gran cantidad de agua e hincharse mucho, ocupa espacio en el estómago y favorece la sensación de plenitud, lo que puede inducir a que se reduzca el consumo de alimentos en dicha comida y posteriores.

Beneficios potenciales

Los beneficios de las fibras solubles son ampliamente conocidos y están demostrados de sobra, por lo que podemos auspiciar que un aumento de la visosidad y solubilidad de una fibra, como es el glucomanano, aportará beneficios extra

  • Control y/o reducción del apetito, esta fibra absorbe hasta 50 veces su peso en agua lo que obviamente conlleva un aumento de volumen en el estómago, induciendo una mayor saciedad.
  • Enlentece el vaciado gástrico, lo que conlleva un mayor tiempo de plenitud o saciedad.
  • Favorece el control de la glucemia postprandial. Como otras fibras solubles, al retrasarse el vaciado gástrico, el metabolismo y absorción de HC es más lento.
  • Es efectivo para el control lípidos sanguíneos, Triglicéridos y Colesterol, favoreciendo su atrapamiento debido a su viscosidad, al igual que otras fibras solubles (mecansmo idéntico), lo que favorece su excreción fecal.
  • Es positivo para mejorar el estreñimiento, aunque no hay que descuidar el consumo de fuentes dietéticas naturales habituales de fibra soluble e insoluble (así como controlar que haya un ratio adecuado entre ambos tipos ). También debido a la alta ingesta de líquido recomendada (y necesaria) para su consumo previo a las comidas, junto al ser una fibra soluble, ya por si misma esta situación  favorece dicho efecto.
  • Supuestamente tiene un efecto prebiótico, al fermentar sirve de alimento a las bacterias de nuestra flora intestinal.

Efectos secundarios

Lamentablemente no todo es oro lo que reluce. Y aunque aparentemente tiene muchos beneficios, también hay inconvenientes a considerar antes de un posible consumo.
En primer lugar destacar que absorbe y atrapa nutrientes, lo que puede inhibir su absorción y metabolismo, pudiendo generar alguna carencia y desequilibrio a largo plazo, si a esa malabsorción indirecta añadimos el que probablemente el sujeto que tome este suplemento permanezca en un déficit calórico prolongado.
Además puede producir flatulencias importantes, molestias gástricas e incluso reducir la consistencia fecal o provocar diarrea.
También puede inhibir la absorción de fármacos y algo muy importante, si no se ingiere el suficiente líquido, puede llegar a producir obstrucciones gastroesofágicas, con los riesgos que conlleva.

Cómo debe tomarse

En la comida principal (o en las comidas principales, no pasaría de 2-3 veces al día, por ejemplo previo a desayuno, comida y cena), hasta un máximo de 3 gramos por toma, unos 30-45 minutos antes de la misma, con unos 2 vasos de agua.
Mi recomendación personal es que se tome en capsulas, aunque también lo hay en polvo. Creo que de este modo es más fácil de manejar la dosis y es más sencilla su ingesta, evitando posibles complicaciones.

CONCLUSIÓN

Esto no debe tomarse a lo loco, ni pensar que es la panacea. No existe la panacea.

Por lo tanto, lo más inteligente es si una vez tenemos la dieta bajo control y el ejercicio, recurrir a determinados suplementos como el Glucomanano para buscar ese extra, sin olvidar que no es algo mágico y que evidentemente bien utilizado puede suponer una ayuda, pero en ningún caso solucionar nuestros problemas.

Si hay un apetito desmedido no tiene por qué ayudar tan si quiera un poco, primero habrá que analizar la dieta, conductas alimentarias, hábitos higiénico-dietéticos, actividad diaria y ejercicio físico, etc. antes de pensar en tomar este o cualquier otro suplemento.

Fuentes

  • http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112004000100008
  • http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2699871/
  • https://www.gastroinf.es/sites/default/files/files/SecciNutri/Octubre%2009.pdf
  • http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15614200
  • http://www.naos.aesan.msssi.gob.es/naos/ficheros/investigacion/Consenso_SEEDO.pdf
  • http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18842808